¿Porqué Diseñamos Computadoras?

Por: Oscar Toledo Esteva

Conferencia para maestros y alumnos de la facultad de ingeniería de la UNAM. 3 de junio de 1997


En 1982 se edita el primer boletín tecnológico de la familia Toledo.
En 1982 editamos el primer boletín del departamento de investigación tecnológica de la familia Toledo, con la historia de los triunfos del momento, reproducido en una robusta impresora Centronics con matriz de puntos. Los boletines eran enviados a los medios de comunicación por correo postal.

Crear tecnología propia es deber del científico independiente que cree en la anhelada soberanía nacional. Un trabajo dificil por tantas barreras de monopolios y gobiernos, donde cualquier evento, mecanismo básico, idea sobre un pequeño entorno, un simple logotipo o una palabra de dominio público, lo patentan los fabricantes trasnacionales. Con la finalidad de no permitir el desarrollo científico de las naciones emergentes, para que la dictadura económica los condene a la miseria.

¿Cómo lo hacen? Mediante estudios complejos de simulación virtual en supercomputadoras, donde se cristaliza la realidad virtual para sojuzgar a una nación, imponiendo tratados no equitativos, normas dificiles de cumplir y leyes impuestas para proteger las maquiladoras y no las industrias nacionales; las trasnacionales tienen un fuerte apoyo de sus gobiernos ricos que con sus organismos internacionales cancelan cualquier embrión de autonomía científica de países pobres. De ahí la necesidad de crear desarrollos con los nuevos conocimientos, además de apoyar y divulgar la ciencia, que hace posible en forma determinante el mejoramiento de la vida social.

Hoy la inversión foranea es 70% especulativa y su industria principal es la automotriz. Con un motor de combustión interna, ruidoso y expulsor de contaminantes dañinos, ocupan espacios, provocan enfermedades respiratorias, y causan graves accidentes. Son la principal causa del calentamiento global que daña al planeta, por estas razones, el automóvil se ha convertido en el enemigo público número uno de la humanidad.

El segundo producto que apuntala la economía de las naciones, son las computadoras y su software, una tecnología especializada que cambia dinámicamente como vive la gente, causando un contraste mundial, donde hay abundancia y hay carencias, como cuando un padre compra la mejor computadora para el hijo, para que esta máquina fuera mas beneficiosa sería importante que él tuviera conocimientos sobre matemáticas, ciencias básicas y gramática, de lo contrario se subvalúa la computadora, lo difícil es tener programas a la medida de un trabajo, lamentablemente, existe la posibilidad de que nadie pueda construir ese software. América Latina no debe perder el tiempo en ponerse al día, aunque en tiempos de austeridad esta area es la primera en sufrir recortes, lo que impide tener la inversión, la preparación y la organización para apoyar esta nueva tecnología. Con las computadoras se transforman todas las actividades de un país, al crear instrumentos para la industria, educación e investigación científica, pero se ignora de cerca las tendencias del desarrollo científico, y es mas fácil comprar tecnologías ya hechas que nos vuelven dependientes, sucede que las computadoras personales crean mas usuarios que creadores o innovadores, así, el país consumidor y no productivo siempre recomprará computadoras y software de uso rígido, dañando aún más su economía.

El núcleo de las computadoras son los microprocesadores que se programan para controlar la máquina y el software externo, esto se intercala en los relojes, las televisiones, los aviones, las máquinas de coser, robots, etc. Donde ya nada vuelve a ser igual, de las computadoras nace la precisión para la conquista espacial o la guerra, como los 24 satélites de posicionamiento global (GPS) que circundan el planeta —21 satélites operativos y 3 de reserva— que guían vehículos terrestres o aeroespaciales de forma automática, para uso militar y civil, hasta que una guerra obligue a los paises avanzados a trastornar sus relojes o apagarlos.

Mientras las demás empresas de alta tecnología solo participan para ganar dinero, una investigación a largo plazo para un desarrollo serio produce diseños de precisión, y asi creamos prototipos tecnológicos que necesita el mundo, computadoras económicas y cursos especializados, lo cual dificulta convencer a los inversores para que aporten su capital. Hoy la diferencia crucial entre países no es entre pobres y ricos, sino entre los que puedan crear ciencias sólidas y los que no puedan hacerlo. Con instrumentos de creación propia, diseñamos lo más rápido posible, sistemas computacionales para tener mejores herramientas útiles y estratégicas, para la bioquímica, bioinformática, o detectar nuevos virus, la contaminación y el avance de la desertificación del planeta, si esto no sucede a tiempo, la duración de la vida biológica de cualquier ser viviente tiene sus días contados. Superaremos esta brecha si el pueblo o el gobierno son capaces de cumplir las funciones básicas de soberanía; hacer cumplir las leyes que apoyan a los científicos, y proteger nuestras patentes.

Los gastos de la familia Toledo en la educación tecnológica de sus hijos, se revierten en beneficios, inclusive para los vecinos, hasta el punto en que estos gastos mejoran el medio de vida para los mismos, al elevar el nivel de sofisticación cultural y político de la comunidad en la que viven ellos. El empuje de las nuevas tecnologías y sus consecuencias para la organización social, incrementan de manera aguda el número e importancia de tales interdependencias. Nuestro trabajo no cambia con la tecnología, lo mejora, para comunicarnos y organizar nuevamente los desarrollos de nuestra investigación científica y tecnológica, con nuestra experiencia nos orientamos a la comunidad que busca su progreso intelectual, personas con capacidad para imaginar cambios positivos con los nuevos conocimientos.

De un objetivo propuesto como proyecto Plataforma 2000 que comenzó en 1970, diseñamos en ese lapso once generaciones de computadoras, desde la más sencilla para la autoenseñanza, hasta estaciones de trabajo versátiles y económicas para científicos, quien dice que los sueños no se pueden convertir en realidad, en un mundo en crisis donde es muy común ser pesimista, pero nosotros creemos en los hechos.

Hoy, los países que se situan en la cumbre de la civilización, su defensa nacional, su supervivencia dependen de la electrónica digital, si les quitan eso, regresarían a la edad de piedra donde se encuentra la mayorìa.

Nuestros gobiernos tienen años cometiendo equivocaciones, unos medios de comunicación mas parecidos a un catálogo de artículos comerciales, alejados e inaccesibles a los ciudadanos, con una ausencia del periodismo de investigación, por estos errores se aplaza el futuro del país, intentando alcanzar el progreso perdido, la Familia Toledo se dedica a la ciencia y tecnología con investigación y desarrollo, sin ningún apoyo y con grandes esfuerzos han creado innovaciones que hablan por si mismas.

Aspiramos a ser líder en el diseño y fabricación de sistemas computarizados, el número uno en los campos de la tecnología y de los negocios. Porque nuestro desempeño en la aplicación de los modernos microprocesadores es dinámico, positivo y profesional, que va ligado a nuestra cultura, tenacidad, perseverancia y optimismo, ya que nuestro orgullo se encuentra estrechamente vinculado a este aspecto particular, con un elevado espíritu de iniciativa que nos lleva a conocer desde el microcosmos hasta la concepción de las comunicaciones binarias más alla de las estrellas.

 

Artículo anterior Artículo anterior Lista de artículos Siguiente artículo Siguiente articulo