Juchiteco autodidacta sobresale en el mundo científico

Creador de una microcomputadora con funciones multimedia 4 veces más rápida que cualquier computadora del mercado en México

Por: Carlos Tirado. Publicado en el periódico "El Imparcial del Istmo", el día 1º de junio del 2005

Cd. Ixtepec, Oax. Es muy probable que usted o alguien de su familia este ocupando una computadora para efectuar algunas tareas derivadas de su trabajo en la oficina o de la escuela, o quizá les sirva a sus hijos de entretenimiento con algunos juegos, o simplemente estar seducidos por la red de redes y comunicarse a cualquier parte del mundo a través de estos equipos de computo.

Estos aparatos que podemos encontrar en cualquier tienda de productos informáticos y que son producidos por grandes compañías que cuentan con nominas repletas de doctores en ciencias con títulos de instituciones reconocidas mundialmente.

Sin embargo existe un hombre que nunca paso por las aulas de la universidad, que no estudió más que hasta el sexto año de primaria en uno de los 570 municipios del estado de Oaxaca que es Juchitán viviendo con su bisabuela Doña Severa Luis López (Na Severa Teo) y que sin embargo puede ser llamado científico mexicano gracias a su espíritu inagotable de esfuerzo y tenacidad.

Este es Oscar Toledo Esteva, quien de una manera autodidacta construyó sus conocimientos hasta elevarse por encima de su humilde origen sin perder la esencia de sus valores y tradiciones culturales de su raza.

Trabaja con sus propios medios, apoyado por su familia que lo ha tomado como eje motor para forjarse un destino y alcanzar sus propias metas basadas en la idea de que la ciencia debe estar al servicio de la humanidad y no para valerse de ella para sojuzgar pueblos.

Nace el 21 de abril de 1946, mismo año en que se enciende por primera vez la ENIAC (Electronic Numerical Integrator and Computer), primera computadora electrónica, compuesta de 17.468 válvulas o tubos de vidrio al vacío (más resistencias, condensadores, etc.), con 32 toneladas de peso, 2,40 de ancho y 30 metros de largo construida por John P. Eckert y John W. Mauchly, en la Universidad de Pennsylvania, Tal vez como una premonición de lo que Oscar Toledo Realizaría posteriormente.

En la actualidad domina el idioma Ingles, Francés y alemán, pero a sus pocos años hablando el Zapoteco que es su lengua materna y un mal español, después de terminar la primaria en 1959, decide irse a la ciudad de México con conocimientos empíricos de electrónica y reparación de radios y una gran voluntad por salir adelante, lo que le dio reputación en los talleres en los que trabajó por su dedicación y empeño.

Allí da rienda suelta a su creatividad e ingenio y en la década de los 60s comienza a construir prototipos de módulos lógicos digitales que constituyeron el antecedente del diseño de su primera computadora, versátil y económica para tareas productivas, capaz de manejar cualquier periférico, que lo llevaría años después a crear la computadora generación 11 versión 3. Una micro computadora con funciones multimedia 4 veces más rápida que cualquier computadora del mercado. Esto, según refiere el inventor, se debe al uso de memoria estática, o memoria de alta velocidad (mejor conocida como caché), cuya velocidad de acceso es de un cuarto de tiempo de memoria dinámica (memoria ram). Además, el uso de chips E PROM, permite la escritura de algunos programas básicos en lenguaje máquina ahorrando así, tiempo en interpretación de lenguajes de alto nivel. el sistema operativo "Windows Fénix", y todo el software especial para esta computadora, incluyendo juegos, programas de diseño editorial, diseño de circuitería y ahora su propio navegador de Internet, aun en desarrollo, llamado Biyúbi (palabra zapoteca que significa: imperativamente vé, busca, hazlo).Como una prueba del esfuerzo, la ética, el coraje y la determinación apoyada por el amor de su familia.

Desafortunadamente la producción de las computadoras de la Familia Toledo es totalmente casera, el sueño de la producción en serie sigue en el éter, lamentablemente debido a la falta de apoyo empresarial y gubernamental.

Oscar Toledo Esteva, científico mexicano de origen zapoteca, en 1998 es nominado para la beca en humanidades por la fundación Rockefeller de la Universidad de California, concursa por el premio Príncipe de Asturias 1999; desarrolla equipos y un sinnúmero de programas de cómputo con tecnología propia y alrededor de otros 3 mil inventos más entre los que destacan equipoos para entretenimiento, didácticos y biomédicos; conferencista en UPICSSA, ENEP, UNAM, CBTI, ITESM, ITSSNP, ITS-Zacapoaxtla, ESIME, CCUJS, UVM, ITV, CECATI, CECAP&A, etc.

De complexión delgada, con el pelo cano, con una mirada esperanzada en sus ojos oblicuos que le dan la apariencia de japonés y un carácter afable, abordado durante una conferencia dictada para los 154 alumnos próximos a egresar del CBTis 91 de la especialidad de técnicos en informática en la materia de actualización tecnológica coordinada por el Profr. Tiburcio Martínez Ortiz, y demás invitados nuestro entrevistado sonríe y señala que hará la presentación de un aparato denominado «el corazón del robot». Que ha diseñado y que es una pequeña computadora que según señala el inventor, puede competir con la más sofisticada del mundo.

Tenemos que estar preparados los mexicanos dijo por que los países industrializados y con tecnologías de punta, traerán a México los robots para sustituir a los trabajadores, «ellos dirán una verdad a medias, que darán trabajo, si pero solamente a gente especializada y es por eso que tenemos que estar preparados para eso, si no, el trabajo va a escasear, por que los robot hacen todo más barato y más exacto»

Es por eso que conminó a los jóvenes a adentrarse en este medio tecnológico para que solventar su futuro sin olvidar su cultura que es tan rica y tan vasta, espero motivarlos para que continúen en el camino de la investigación y la superación tecnológica, exclamó.

A los países poderosos les ha ganado el lado animal del ser humano dijo, perdiendo los valores de la ética, la Belleza, y la ciencia, sustituyéndolas por el placer y la codicia, alejándose de la naturaleza misma. «que yo sepa ningún animal a creado un concepto filosófico, y si se continua alentando el lado animal del ser humano, vamos a la destrucción de nuestro planeta» aseveró.

Se dice que la tecnología va a destruir a la naturaleza, sin embargo enfatizó, es únicamente una cuestión política y no de los científicos, nosotros ayudamos a tener una mejor calidad de vida, y los políticos dicen «te doy dinero para que me hagas esto o lo otro para destruir al mundo y sojuzgar los pueblos» Enfocan las investigaciones científicas para obtener ventajas como el que invento la flecha para cazar animales y otro la uso para destruir aldeas. Por otra parte señaló que las cuestiones científicas en México están olvidadas, que no existe un interés real por parte del gobierno federal para apoyar a los científicos. México puntualizó, es un país ignorante, que adopto el humanismo, la hipocresía, y el falso sentimiento, si no hay ciencia no hay verdad, apuntó. Los científicos subrayó, nos hemos convertido en gente rara, diferente, extraños para la mayoría de la gente y es por eso que prefiere platicar con los jóvenes y presentarles sus proyectos.

Para terminar agregó, el gobierno federal tiene sus científicos, sí, dijo, pero a su medida, científicos «chiquitos» igual que él, cuando ayude a la ciencia en verdad y tenga científicos grandes también va a ser grande, que ayude a los verdaderos científicos y no a lo domados que ya tiene, científicos a su medida y a su mediocridad. México desgraciadamente ha aplazado su futuro y lo seguirá aplazando por que no le hace caso a los verdaderos científicos concluyó.